Los perros no pueden decirnos que les duele o donde les duele, depende de nosotros los propietarios de mascotas estar alertas y buscar cambios sutiles en el comportamiento de la mascota, que nos puedan indicar un problema.

¿Cómo se que mi perro está listo para una silla de ruedas? Determinar la mejor manera de cuidar a tu mascota o cuándo es el mejor momento para conseguir una silla de ruedas puede ser una decisión difícil de tomar. Hay muchos factores diferentes a considerar para cada caso.

Señales de problemas de movilidad

  • Cambio de comportamiento o irritabilidad repentina debido al dolor.
  • Pérdida repentina de equilibrio.
  • Dificultad para levantarse de una posición tendida.
  • Falta de voluntad para salir al exterior: un viaje al exterior de casa puede significar cruzar pisos resbaladizos, subir o bajar escaleras todo eso puede causar dolor adicional.
  • Signos de debilidad o atrofia muscular.

Si tu mascota está experimentando cambios en su movilidad, signos de dolor o cambios de comportamiento, platica con tu veterinario inmediatamente. Tu veterinario puede trabajar contigo para determinar el mejor tratamiento para tu mascota.

Causas comunes de problemas de movilidad en los perros

Hay muchas condiciones diferentes que pueden causar dolor o causar dificultades en la movilidad canina, algunas de estas condiciones incluyen:

  • Artritis
  • Displasia de cadera.
  • Enfermedad del disco intervertebral.
  • Mielopatía degenerativa.
  • Desórdenes neurológicos.
  • Parálisis repentina.
  • Lesiones de rodilla.
  • Recuperacion quirúrgica.
  • Lesiones por accidente o trauma.

Encontrar la solución de movilidad adecuada

Para evaluar mejor la movilidad y la fuerza de tu perro, realiza la prueba de toalla. Coloca el centro de una toalla vieja debajo del abdomen de tu perro, sosteniendo ambos extremos de la toalla suavemente levanta mientras sostienes el extremo posterior de tu perro. Durante la prueba, tu perro debe estar en una posición de “carretilla” con una espalda plana. Mientras levantas, alienta cuidadosamente a tu perro a caminar hacia adelante. Observa cómo se mueve tu perro durante esta prueba para determinar el nivel de apoyo que necesita tu perro.

 ¿No estás del todo preparado para una silla de ruedas?

Muchas de las enfermedades que causan pérdida de movilidad son degenerativas y los efectos de la enfermedad evolucionarán a medida que avanza el tiempo. Es posible que tu perro todavía no necesite una silla de ruedas, pero puede que lo haga en el futuro. Comienza con un arnés de levantamiento que le permitirá sostener suavemente a tu perro. Algunas de las opciones para utilizar antes de llegar a la silla de ruedas, son:

  • Arnés de soporte trasero: perfecta para dar soporte trasero y rápidas pausas para ir al baño.
  • Cabestrillo de soporte Walkin’: proporciona soporte trasero y es compatible con las ruedas de Walkin’.
  • Combo de arnés frontal y trasero: proporciona un soporte completo para el cuerpo, levantando la parte delantera y trasera.
  • El arnés combinado Walkin’: evoluciona según las necesidades de tu perro, se puede usar con las ruedas traseras y cuádruples.

Beneficios de una silla de ruedas

La silla de ruedas Walkin ’Wheels está diseñada para ayudar a tu perro a realizar el ejercicio que necesita. Con el uso continuo de sus patas traseras, tu perro puede continuar fortaleciendo sus patas y ayudar a evitar que sus músculos se atrofien. La silla de ruedas para perros fue diseñada para apoyar a tu perro desde abajo, minimizando el estrés y el peso sobre las patas de tu canino.

Una silla de ruedas puede ser una parte importante de la terapia de rehabilitación de tu perro y se usa comúnmente para el cuidado postoperatorio. Si las necesidades de tu perro son temporales y solo necesita una silla de ruedas a corto plazo, se pueden alquilar sillas de ruedas.

Lo más importante es que necesitas mantener a tu perro activo. La capacidad de ejercicio de tu perro contribuye a su salud y bienestar en general. Mantenerlos móviles y activos ayuda a su mascota a vivir una vida más larga y más feliz, y les permite ser parte de la familia. Si tu perro está alerta y tiene el deseo de moverse, es una buena señal de que está listo para una silla de ruedas y está listo para recuperar su independencia.

Minimum 4 characters
¿Necesitas ayuda?